Elegir Centro

Los alumnos están distribuidos en centros diferentes, por razones educativas y pedagógicas. La continuidad de la educación infantil y primaria, global e integradora, hace aconsejable su unidad de horarios y funciones, unidas en nuestro caso particular en los centros de Serrano y La Moraleja. Estos Centros están dotados de instalaciones más apropiadas para estas edades y además, desde su origen, han albergado a los alumnos más pequeños. Cumplidas estas etapas, con horarios y funciones distintas, se hace aconsejable que a partir de los 12 años los alumnos vivan en un entorno diferente, más apropiado a su formación polivalente, con una progresiva diferenciación de contenidos, distribuciones horarias y complejidad de materias, tanto obligatorias como optativas, y con una carga de preparación y conocimientos para la elección del tipo de bachillerato, enmarcada dentro de perfiles perfectamente actualizados y sistematizados. De esta manera a la vez que los alumnos pasan de la infancia a la adolescencia, cambian de Centro (edificio) sin cambiar de compañeros, ni de Colegio, ni de Proyecto Educativo.

La particularidad de esta distribución permite tener Centros de tamaño medio (entre 500 y 800 alumnos) que aúnan las ventajas de organización que conllevan los centros pequeños, con las ventajas de convivencia y pluralidad de los más grandes, evitando sus inconvenientes. Todo ello supone que, para un colectivo cercano a los 2000 alumnos, se disponga de un equipo de recursos humanos multiplicado, en muchos casos, por tres. El esfuerzo que supone su coordinación y el coste de su mantenimiento se compensan con creces con un excelente resultado desde el punto de vista educativo.

Serrano (Infantil y Primaria)
La Moraleja (Infantil y Primaria)
El Soto (Secundaria y Bachillerato)