Origen e Historia - La innovación metodológica y el IB

Neurociencia e Inteligencia Emocional; el fundamento científico y el motor de cambio

La creación de la Fundación San Patricio en el año1999 supuso, no sólo la entrada oficial de San Patricio en el mundo de la responsabilidad social, sino también la combinación de ésta con la innovación educativa. Y es, especialmente a partir del 50 aniversario del colegio, en el año 2008, cuando la vocación permanente por investigar aquello que pudiera mejorar la educación y el aprendizaje, encuentra en ella el espacio idóneo para desarrollarla.

Los vertiginosos cambios en la sociedad del conocimiento y los avances científicos sobre el funcionamiento del cerebro, hacen que el planteamiento de San Patricio respecto a la innovación educativa y su aplicación, se base en el conocimiento científico sobre el aprendizaje que ofrece la neurociencia, y en la importancia de la emocionalidad de las personas para la adquisición de conocimientos y competencias. Ambas cuestiones centran su acción de cara a la aplicación de mejoras metodológicas que incidan directamente en un aprendizaje más significativo de los alumnos.

Surgen así los proyectos sobre multilingüismo e inteligencia emocional (i3e), como base para un cambio metodológico enfocado a mejorar el aprendizaje, y el proyecto de implementación de las tic`s como herramienta o instrumento para contribuir al mismo. Inmediatamente después surgirá el proyecto artístico y el desarrollo de otros muchos programas, iniciados con anterioridad, enfocados a mejorar competencias específicas de los alumnos. Especialmente aquellas a las que el currículo español no otorga suficiente importancia, como la expresión oral en público, el debate o la elaboración y presentación de trabajos de investigación.

A partir del curso 2012-2013 se implanta, en el centro de Secundaria y Bachillerato de El Soto, el Programa del Diploma del Bachillerato Internacional (IB). La alineación del modelo del IB con la filosofía y la renovación metodológica de San Patricio, así como la estrategia de internacionalizar más la educación de sus alumnos, hacen que este modelo encaje a la perfección. Prueba de ello y una demostración del acierto en la decisión ha sido el éxito académico y personal logrado por todos los alumnos de la primera promoción IB.

Son años de mucho trabajo pero también de muchas alegrías, entre las que hay que destacar la concesión del “Premio Iniciativas que Educan 2013”, al programa de debate MEP (Model European Parliament) de la fundación San Patricio, otorgado por la fundación ATRESMEDIA en la categoría “Valores y Trabajo en Equipo”.

No se puede dejar de citar aquí la creación y organización del Congreso de innovación educativa ENAP (Enseñar a Aprender), que desde el año 2012 se celebra con carácter anual en el colegio Tagus de Toledo (colegio que se incorporará inmediatamente después a la Institución San Patricio). La categoría de este evento y su reconocimiento externo suponen la reafirmación de la Institución como un referente educativo a nivel nacional.